Nueva vida sin dentadura postiza (II)

Si la semana pasada te contábamos en «Nueva vida sin dentadura postiza (I)» por qué una dentadura postiza no es la solución a la falta de piezas dentales, en este caso vamos a hablar de las consecuencias de una dentadura mal ajustada y las ventajas que pueden ofrecer los implantes dentales.

Molestias, dificultades al hablar / masticar y cambios de aspecto

Como muchas otras personas que usan dentadura postiza, es probable que no estés satisfecho con el ajuste de tu prótesis dental. Las dentaduras mal ajustadas suelen mover dentro de la boca al comer y al hablar. Este desplazamiento genera presión sobre las encías y el hueso maxilar y acaba acaba por producir dolorosas inflamaciones.

Con las dentaduras, resulta difícil masticar y nos impiden comer muchos alimentos de los que más nos gustan. Los componentes plásticos que cubren el paladar pueden alterar negativamente la forma de apreciar los alimentos. Las dentaduras también pueden influir en la forma de pronunciar las palabras e impedir que podamos hablar despreocupadamente en público.

Cuando el hueso maxilar deja de recibir el estímulo de los dientes y sus raíces, empieza a decrecer. Esto afecta negativamente al ajuste de las dentaduras, necesitando más visitas al dentista para reajustarlas. Con falta de dientes, los labios pierden la sujeción y se hunden y la barbilla sobresale, envejeciendo tu rostro.

Ventajas de los implantes dentales

Un implante dental actúa como la raíz del nuevo diente. Solo tiene unos pocos milímetros de longitud y ha sido cuidadosamente diseñado para que su dentista pueda fijarlo de forma estable en el hueso maxilar como si fuera una pieza natural y colocar encima una corona o un puente, que será la parte visible del nuevo diente. La prótesis está fabricada en un material resistente como la cerámica y se diseña de forma personalizada para que proporcione el mismo aspecto y sensación que tus dientes naturales.

Los implantes dentales se consideran como el método de más éxito utilizado actualmente para la sustitución de dientes, pues ofrecen un gran número de ventajas al paciente.

  1. Una sonrisa sana y natural: Las más avanzadas restauraciones dentales con implantes parecen y se sienten como los dientes naturales. Son biocompatibles, lo que significa que tu cuerpo las acepta sin problemas. Además, se diseñan imitando la forma y el color de tus dientes naturales.
  2. Comer y hablar con normalidad: Los implantes dentales permiten recuperar la total funcionalidad de los dientes naturales. Así que no importa lo duro, crujiente o pegajoso que sea un alimento, los implantes te permitirán volverlo a incluir en tu menú y disfrutar de todo su sabor. Además, podrás volver a hablar con total claridad y sentirte cómodo en tu próxima presentación de trabajo o saliendo con tus amigos.
  3. Ajuste estable y cómodo: Los implantes dentales están fijos en el hueso maxilar, lo que hace que sean más estables y cómodos que las dentaduras postizas. Además, el material de superficie utilizado contribuye al crecimiento del hueso maxilar alrededor del implante, así que su restauración queda perfectamente anclada y en su sitio.
  4. Una solución probada y duradera: Con el cuidado adecuado y una buena higiene bucal, los implantes pueden durar muchos años o incluso toda la vida.

Recuerda que siempre tienes a tu disposición en Jaén a nuestro equipo, el equipo de la Clínica Dental Dr. Arturo Sánchez Colodro, para realizar una visita al dentista cómoda y profesional. Déjate asesorar por profesionales.